domingo, 19 de julio de 2015

A LA BÚSQUEDA DE LA PARADA LAURIE DEL FFCC PROVINCIAL. UN RECORRIDO ENTRE SAN VICENTE Y LOMA VERDE.


Los mapas me pueden y si son antiguos mucho mejor.
Hace unas semanas caminaba por el barrio de Palermo y pasé por el frente del IGN - Instituto Geográfico Nacional (Ex IGM – Instituto Geográfico Militar). Entré y pregunté si tenían alguna biblioteca o mapoteca para ver material que pueda ser de mi interés. Te atienden de lujo y me informaron que la mapoteca estaba siendo reacondicionada, pero que en la biblioteca tienen mapas de la provincia de Buenos Aires y que me fije.
Encontré un atlas de la provincia –incompleto- que data de 1931. Te dejan sacarle fotos. Así que uno de los que pude copiar era de la zona de Loma Verde, partido de General Paz (Ranchos), lindando con San Vicente.



Allí aparecían muchas referencias, algunas ya conocidas y otras que no las teníamos. Una en particular: la llamada “Parada Laurie” del Ferrocarril Provincial, ubicada a pocos kilómetros  de la Estación Loma Verde, en el tramo que separa a ésta de la estación Udaondo.
¿Habría restos de esa parada ferroviaria? Le tiré el dato a mi amigo Black que conoce la zona como nadie y tiene raíces familiares en la zona.  

Placa en el puente de Once Bocas.

Once Bocas.
Sábado con frío, por la mañana entramos a la zona por el lado de San Vicente, cruzamos el espectacular puente de Once Bocas –levantado en 1930- sobre el arroyo Samborombon y por caminos rurales llegamos a Loma Verde.
Dimos con el imponente portal de las Estancias Elvira y Los Merinos, las que figuran en el mapa y tomamos una calle lindera al terraplén del Provincial, del que no queda nada tras el levantamiento de vías dispuesto tras su clausura definitiva en la década del sesenta del siglo pasado.


Una senda corre por dónde lo hicieron los trenes. Precaria, con muchos pozos y pasto. Y llegamos hasta un cruce de caminos en el que debería haber estado emplazada la parada. Un colegio: Escuela Nº20, llamada “Laurie” por el nombre del otrora terrateniente que donó las tierras, y otra construcción destinada a puesto o casa de campo. De la parada o infraestructura ferroviaria nada de nada. Una máquina champion había aplanado lo que quedaba del terraplén.
Pero en una parte se advertía una elevación de tierra, como si el suelo hubiese sido elevado para quedar a la altura de las vías.
Y en medio de la incertidumbre la presencia de un vecino, que vive en la casa lindera al colegio. Le giramos nuestra inquietud:
- Ciclista: Hola Señor, ¿sabe si acá estaba la “Parada Laurie”?
- Vecino: Noooo! Laurie es la escuela. Ahí estaba la Parada Km 70.
- Ciclista: ¿Y dónde estaba la parada?
- Vecino: Justo dónde está parada la señorita. Si habré visto a los crotos allí tomando mate y esperando el tren. Yo con mi mamá lo tomábamos para ir a La Plata. Los tambos de la zona traían los tachos de leche.
- Ciclista: ¿Había alguna construcción? No quedó nada …
- Vecino: Había una casillita, la retiraron cuando levantaron  las vías.

Por acá pasaba un tren.

Escuela Nº20 "Laurie"

En este preciso lugar se asentaba la parada Laurie o KM 70.


Emplazamiento de la escuela Jose Maria Paz. Loma Verde.

Placa conmemorativa.

Se inunda por la zona.

Orilleando.


Llegando al Once Bocas.

La cuestión es que la parada existió. Contentos con ello nos fuimos a almorzar a Loma Verde y luego retomamos por caminos rurales que solo usan las vacas. Y eso deja flor de huellas, complicadísimos para transitar. Una de las calles muere en el arroyo Samborombon así que tomamos por la orilla del curso de agua. Entretenido recorrido hasta el puente Once Bocas y de ahí hasta San Vicente para ponerle final a la salida.

Fueron 123 km con mis amigos Black y Silvia. 
Jorge

2 comentarios:

  1. Como siempre es un gusto leer tus relatos.

    ResponderEliminar
  2. muy buen post de Arqueologia Urbana. +10

    salu2 transita2

    ResponderEliminar